Es Colombia un modelo de industria a seguir

Pepa Pombo en la pasarela inaugural. Esta marca destaca por la excelente calidad y visión comercial de la directora Mónica Holguin quién este año brindó en esta colección un gran homenaje a su madre la fundadora de la marca. 

 

Es indiscutible  que Colombia actualmente es uno de lo países más importantes de la región,  aunque eso no necesariamente se traduce en estabilidad política o económica sino más bien por su ímpetu de crecimiento. Cómo cada año la feria textil más importante de Latinoamérica -o sea Colombiamoda- puso una meta muy alta y lamentablemente cerró sus negociaciones por debajo de la mitad de la cifra propuesta. Pero no se alarmen, es normal que a puertas de elecciones presidenciales  muchos negocios se abstengan de cerrar contrato hasta ver qué pasa con la situación política de ese país.  Aún así, debo decir que aplaudo su sistema y nos sirve de ejemplo para tomar nota en muchos aspectos,  como la constante búsqueda de renovar e impulsar su industria y mucho de ello, gracias a las acciones de Inexmoda. Esta entidad tiene la misión de apoyar a los verdaderos gestores de la industria Colombiana, bajo diferentes acciones de organización, asesoría, conexión y educación a diferentes pilares de su sector textilero, como marcas, diseñadores y empresas exportadoras. Para esta edición, buscaron reunir a la Cámara de Comercio Colombiana con los gremios textiles, el ministerio de Comercio, Industria y Turismo además de la Cámara de Comercio de confección, todos sincronizados por un objetivo: una industria sólida que sea capaz de hacer frente a las exportaciones y servicios de China, que sin duda afecta a toda la región, incluyendo a Perú. 

Textiles 2 es el área de gran tamaño que alberga los productores textiles e insumos para una marca.
Jorge Duque, fue una de las mejores propuestas de la feria. El año pasado me tocó criticarlo al notar similitudes con Gucci y Dolce & Gabanna. Este año, simplemente me rendí a su creatividad.
Los estudiantes de la Universidad Bolivariana tienen la oportunidad de presentar sus colecciones en esta gran plataforma.
Mullier fue lo mejor el año pasado. Esta edición aunque con pequeños errores de confección en algunas prendas destacó el juego de texturas y técnicas que incluye el bordado en seda y organza
Sin duda año a año la pasarelas de El Cubo y Non Stop que lanzan talentos son las más esperadas por los especialistas en moda. Papel de Punto fue una de las mejores con el excelente manejo de colección, coherencia y armonía.


Colombiamoda es una vitrina que va en busca de ampliar su producción textil en diferentes países de Latinoamérica y el mundo. Replantea una estrategia en el camino hacia la expansión, ante cualquier traba, cómo sucedió en el caso de Venezuela,  que era su principal cliente y al comenzar los problemas políticos -que hoy conocemos- terminó por desestabilizar el algún momento a una gran parte del sector textil colombiano.  Esta situación hizo que busquen caminos hacia otros países, -como el mercado mexicano y norteamericano-  de donde sale la mayor cantidad de cifra exportadora.

En esta área están los jóvenes talentos que se presentan bajo una temática a un concurso auspiciado por una empresa grande.
En esta edición de la feria se pudo ver la primera pasarela de Plus Size en Colombiamoda.
El pabellón del conocimiento es una área dónde se dan diferentes charlas y talleres sobre moda, educando a los asistentes e interesados en tendencias y visión comercial.

Analizando nuestro mercado

Mi punto es que a diferencia de nuestras ferias, semanas de la moda o acciones en torno a nuestro sector textil, Colombia nos lleva y llevará años luz en desarrollo de su sistema industrial porque cuentan con algo que se llama unión. Si, una palabra tan simple puede resumir y significar tanto: Unión de los diseñadores, unión con la alcaldía,  unión de los empresarios textiles, unión de los confeccionistas, unión de las entidades privadas y públicas, unión de la prensa especializada -que dicho sea paso acá no existe- unión con el ministerio, unión con los sectores industriales, unión con la población y por último, unión de todos a tal punto que el engranaje sea cada vez más perfecto, logrando despegar gracias al trabajo en conjunto de todo un país.

Desde el presidente Juan Manuel Santos hasta el alcalde de Medellín Federico Gutiérrez buscan alentar la industria textil de su país.
Juan Manuel Santos se compromete a ver más de cerca las leyes que beneficia al sector textil y por ende eso se verá reflejado en la economía de su país, generando más empleos para los ciudadanos.

Comparar es inútil. Partiendo que Colombiamoda y Colombiatex llevan a su país compradores de todo el mundo, generando millones de dólares en inversiones.  Cómo esta edición de la feria que contó con la visita y cierre de negocios con compradores provenientes de China e India. Y ni que decir en diseño y el apoyo obtenido. Cada feria o evento, lanzan un grupo distinto de diseñadores que nutren el sistema con sus aportes. Apuestan por la educación de su sector -como eje principal-  los capacitan cada temporada. Cuentan con profesionales especializados en el sector textil y de moda, que están al mando de estas instituciones públicas, lo cual en nuestro país -debo decir con mucha pena- estamos faltos de gente que sepa realmente como se maneja la industria y al parecer están más al servicio de beneficiarse los bolsillos sin pensar en hacer crecer nuestro sistema textilero.

Yo sumo, tú sumas. Bajo este concepto Juan Pablo Socarrás, Propaís, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo además de 38 microempresarios colombianos, se unieron para realizar una hermosa colección que habla de raíces culturales y reinserción social.

Todos alguna vez hemos escuchado la famosa frase “El Perú es un mendigo sentado en una silla de oro” y literal cuando veo todas nuestras capacidades ancestrales,  riqueza de materiales, o en la fuerza emprendedora de un empresario de Gamarra,  pienso en esta frase.

El día que realmente se busque unificar el sector textil, empiecen a educar a los confeccionistas, se capacite a los empresarios de Gamarra -y microempresarios-  pero sobre todo, cuando se busque trabajar en conjunto codo a codo el gobierno y el sector privado, ese día milagroso se habrá aportado un granito de arena.  Quienes empiecen un cambio serán verdaderos influencers, al modificar un sistema obsoleto que solo propicia argolla, ignorancia  y segregación en la industria, permitiendo seguir departiendo en el reino de la ignorancia donde se condiciona el triunfo de los tuertos en un país de ciegos,  además de “esos tiros al aire” sin resultado ni compradores en el país y extranjero. Pongamonos todos el poncho hacia el camino del desarrollo y no alimentemos más espejismos. Analicemos y tomemos de ejemplo este gran modelo de acción, orden, disciplina y ganas,  para armar poco a poco nuestra metodología de acción y de hacer las cosas bien,  seguro llegaremos muy lejos. 

La pregunta de hoy sería:  Y tú qué quieres ser ¿ciego, tuerto o visionario?

Cambio y fuera

Agregue un comentario

*