Mi primera experiencia como mamá

En el 2004, a mis 22, cuando supe que sería mamá, lloré desconsoladamente porque pensé: y ahora… qué sera de mí, sin una carrera terminada? Angustiada hable con mi pareja y su reacción definitivamente fue más madura que la mía, aunque a veces me dejaba pensando en varias cosas inconclusas en mi vida. Pasaron 5 meses para que acepte mi estado además de la nueva condición física, dejando atrás mis dos cajetillas diarias, jean talla 24 y desordenes alimenticios en medio de vómitos y depresión por esconder la verdad de a mis padres y el temor de su reacción. Lo que jamás esperé -y aprendí con esta experiencia-  es que los papas son muy observadores y se dan cuenta de todo, antes que nosotros mismos…. Hahaha.

Transcurrieron los meses y me entretenía todo el tiempo leyendo libros sobre parto, respiración y ejercicios que me ayudaría al dar a luz adecuadamente. Pero nada de eso sirvió, por que ni la internada previa, ni la inducción con oxitocina funcionó, para que el milagro de la vida se diera de forma natural. Así que luego de sufrir 8 horas y sólo dilatar hasta 6 cm, me metieron de emergencia a sala para una cesárea, por que Marc tenia 4 kilos y era muy cabezón, quedando atorado en mi pelvis. Nerviosa hice caso a las indicaciónes de la Dra. pensando en mi bebé y su llegada al mundo.  Al inicio de esta historia,  se trataba de mi, a estas alturas solo importaba él en ese momento. 
Finalmente Marc llegó hace 10 años y cuando escuche su llanto por primera vez – a las 7 y 31 pm- lloramos juntos por que ambos, escribíamos nuestras primeras historias juntos….la primera de Infinitas historias hasta hoy. Gracias por enseñarme a ser fuerte, a luchar por nosotros, a soñar y compartir locos gustos por el play station o Star Wars, por ser mi compañero de “Hora de aventura, Big Bang Theory, Simpsons o Regular Show” por ser tan franco y ponerme en mi lugar cuando lo necesito, o por fingir necesitarme en matemáticas e inglés, cuando tu sabes más que yo. Por último, gracias por ser tú y hacerme sentir madre responsable o amiga tuya. Te amo y te digo: Feliz primera década de vida, mí Marc! 
Comments 1

Agregue un comentario

*